lunes, 25 de mayo de 2015

Las diosas del blues y el rock


Hoy nos adentramos por el bosque de las grandes voces femeninas, únicas y bellas en su autenticidad. Me dejo a muchas en el tintero, ¡seguro! pero elegí a las que sigo desde hace años y a joyas recien descubiertas. El alma femenina canta desde lo más profundo de su ser:

Björk:



Pj Harvey:




sábado, 28 de febrero de 2015

Long nights de Eddie Vedder. Banda sonora de "In to the wild"



No tengo miedo
para cuando esté solo.
Voy a estar mejor
de lo que estaba antes.

Tengo esta luz
Estaré por aquí para crecer.
Quien era yo antes
no lo puedo recordar

Largas noches me permiten
Sentir que estoy cayendo, cayendo.
Las luces se apagan,
me dejan sentir que estoy cayendo, estoy cayendo
a salvo en el suelo

Tomaré esta alma que esta dentro de mi ahora
como un nuevo amigo que yo siempre conoceré

Tengo esta luz
y la voluntad para demostrar que siempre seré
mejor que antes

Largas noches me permiten
Sentir que estoy cayendo, cayendo.
Las luces se apagan,
me dejan sentir que estoy cayendo, estoy cayendo
a salvo en el suelo

miércoles, 7 de enero de 2015

Encontrar tu camino. El Tao de las mujeres, K. Metz y L. Tobin



   

El Tao es el principio. Todo procede de él; todo volverá a él.
Para encontar tu camino, vuelve al principio.
 Debes regresar por el camino que viniste.

Cuando ves a los niños, síguelos a hacia sus padres.
 Se alivirará tu pena cuando recuerdes de donde vienes.

Cuando ves a través de la oscuridad, hay luz. 
Cuando te retiras eres fuerte. Mira adentro y encuentra tu camino.

La vida no es siempre lo que parece. 
Evita los juicios y no te dejes llevar por las apariencias.
Estás en el camino correcto.

martes, 9 de diciembre de 2014

Oración a Lakshmi



 

Madre Divina de tu presencia brota la riqueza infinita que bendice mi alma, 
tu amor es un manantial que purifica mi mente, mi corazón.
 Tu verdadera riqueza es la iluminación y en tu fragancia abres el loto de mi corazón,
 en el océano infinito de la creación se encuentra la belleza de tu manifestación. 
Conocerte a ti es adorar a Dios, tenerte a ti es poseer la riqueza de la creación. 
Laksmi, Amada Madre, no me prives de tu bendición, que seas tú mi mayor posesión,
 mis manos en adoración son el cáliz que reciben de ti el galardón. 
Madre Laksmi toma mi vida, llénala de tu amor, dame iluminación y riqueza interior
 viviendo así en la opulencia de tu Sagrado Corazon. 
Tus monedas de oro son la cosecha que recojo como fruto divino de mi devoción por ti, 
Madre de Amor.

jueves, 9 de octubre de 2014

La caricia perdida, Alfonsina Storni

 fotografía: Oleg Oprisco


Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...

Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.

Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?

lunes, 21 de julio de 2014

El reencuentro con la mujer salvaje, fragmento de Mujeres que corren con lobos Clarisa Pinkola Estés


 Autor desconocido: fuente Pinterest

La Mujer Salvaje es la salud de todas las mujeres. Sin ella, la psicología femenina carece de sentido. La mujer salvaje es la mujer prototípica; cualquiera que sea la cultura, cualquiera que sea la época, cualquiera que sea la política, ella no cambia. Cambian sus ciclos, cambian sus representaciones simbólicas, pero en esencia ella no cambia. Es lo que es y ella es un todo.
Se canaliza a través de las mujeres. Si éstas están aplastadas, ella las empuja hacia arriba. Si las mujeres son libres, ella también lo es. Afortunadamente, cuantas veces la hacen retroceder, ella vuelve a saltar hacia delante. Por mucho que se la prohíba, reprima, constriña, diluya, torture, hostigue y se la tache de insegura, peligrosa, loca y otros epítetos, ella vuelve a aflorar en las mujeres, de tal manera que hasta la mujer más reposada y la más comedida guarda un lugar secreto para ella. Hasta la mujer más reprimida tiene una vida secreta con pensamientos y sentimientos secretos lujuriosos y salvajes, es decir, naturales. Hasta la mujer más cautiva conserva el lugar de su yo salvaje, pues sabe instintivamente que algún día habrá un resquicio, una abertura, una ocasión y ella la aprovechará para huir.

viernes, 6 de junio de 2014

POEMES D'ENLLÀ (VERD) I D'AQUÍ (BLAU)






VERD

Torno a endinsar-me en el bosc una i una altra vegada
allí, en l'ombra humida, escolto la veu del silenci.



Sí, he sentit por d'allò desconegut
tanta com de vegades en tinc de mi mateixa 
o de la mort.



L'aire està carregat d'ensenyances
i el bosc de troballes que em recorden
l'etern cicle de la vida, sempre en moviment.



Vull anar-hi, encara que el cor bategui més i més fort
aquest repte de les tenebres em fa sentir lliure,
petita i salvatge, segurament més jo.


A l'entrada m'espera la mare roure i li prego:

Demano permís al bosc per a entrar
i dono gràcies a la seva existència:
acollidor dels animals, alimentador i pulmó del planeta.


Dins de la pineda escolto el cruixit sord d'una branca,
els sentits estan tots alerta, el cor és un tambor...





Després de tot aquest temps
Es cos se submergeix dins es raigs de llum
llepant-se es llavis plens de sal
aclucant es ulls per poder perdre's a s'horitzó.


Ets tu,

Retornen ses olors perdudes a sa memòria:
es suau tomaní en flor,
sa ruda quasi pudenta,
s'intensa viveta oberta a n'es sol.



Sí, ets tu,

Plena d'esgarrinxades
i amb un bocinet de romaní a sa boca
enfilada a ses roques buscant sargantanes.



Sí, tu,



Que et fons en aquest blau immens
parella de blaus que es besen
allà lluny.



Tu,

Petit planeta que sura
en un infinit univers marí.
Ho contens to dins es no res:



ILLENTITAT




                                    Imágenes:  Duy Huynh